No podemos detener el viento, pero podemos construir molinos
No podemos detener el viento, pero podemos construir molinos

EL CONTROL EMOCIONAL

Las distintas escuelas de Psicología han otorgado una relevancia variable al control y la expresión de las emociones. Hasta hace relativamente poco tiempo las emociones se consideraban como inferiores a la razón, y por tanto debían estar sometidas y controladas por ésta. Sin embargo, tal como constató en su momento Weinberger, las personas que reprimen sistemáticamente sus emociones negativas padecen mayor cantidad de problemas de salud. De hecho se ha encontrado que la tendencia a la inhibición de las emociones tiene una base genética, y que probablemente a este mecanismo subyace una gran hipersensibilidad. Es decir, las personas que no expresan sus emociones presentan un umbral más bajo para el dolor, la pena y el sufrimiento que aquellos que no inhiben sus emociones.

Ver el perfil de María Urbano en LinkedIn
Sonidos para mejorar la calidad de vida
 María Urbano López-Nuño en Doctoralia
Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© www.psicologialternativa.es