No podemos detener el viento, pero podemos construir molinos
No podemos detener el viento, pero podemos construir molinos

EL INVIERNO Y LOS HUESOS

Para la Medicina Tradicional China (MTC) el invierno es la estación del elemento Agua. Pero no del agua en movimiento, que fluye suavemente en los arroyos, sino del agua helada, endurecida e inmóvil. El frio hace que todo vaya más lento, hasta congelarse. En los seres vivos ralentiza el metabolismo y retarda la circulación. El frio no solo se refiere al clima, también puede tener un origen interno, porque falta calor orgánico debido por ejemplo a un exceso de comidas y bebidas frías o por consumir medicinas consideradas como frías (como los antibióticos o las aspirinas y los antiinflamatorios). También es la estación de los Huesos, cuando más sufren las articulaciones, porque se congelan como los ríos y se quedan rígidas y dolorosas. 

Ver el perfil de María Urbano en LinkedIn
Sonidos para mejorar la calidad de vida
 María Urbano López-Nuño en Doctoralia
Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© www.psicologialternativa.es